Los capacitores son unos componentes diseñados para almacenar energía eléctrica. Contienen dos conductores separados por aislantes. Se diferencian de las baterías porque la energía no se almacena indefinidamente.

Por lo regular, los capacitores de potencia son conectados cerca de los centros de carga lo cual, garantiza que la instalación esté cercana a los sistemas de distribución. Por otro lado, es importante contar con un control automático de operación. Los bancos de capacitores se instalan en los sistemas eléctricos de baja, mediana y alta tensión. Se utilizan para corregir el factor potencia en momentos específicos, como en arranque de motores, conexión de cargas de gran magnitud, etc. También, son útiles como filtros que reducen las corrientes armónicas de la red eléctrica, evitando pérdidas.

A continuación, enlistamos algunos tipos de bancos de capacitores:

  • Automático baja tensión
  • Fijos baja tensión
  • Tipo poste media tensión